La misión en Saltillo continúa creciendo

Obispo Joseph Kopacz

Por Obispo Joseph Kopacz
Una amplitud y profundidad de liturgias y fiestas marcaron los cuatro días de mi cuarta visita pastoral a la Misión San Miguel en Saltillo y a sus ranchos en lo alto del desierto con Mons. Mike Flannery. Era el fin de semana del domingo de la Divina Misericordia dentro de la octava de Pascua, un tiempo en que la Iglesia universal está alegremente encontrando al Señor crucificado y resucitado en la efusión de su amorosa compasión. Poco después de haber llegado el jueves por la tarde, celebré la Santa misa en la iglesia de la Divina Misericordia, la cual está funcionando desde su consagración hace dos años. La Novena de la Divina Misericordia, que comienza el viernes Santo, se observa durante toda la octava de Pascua, una semana que hace realidad lo que fue prometido durante la conmemoración de la Semana Santa con el Triduo Sacro. En efecto, nuestro Señor crucificado ha resucitado verdaderamente y su misericordia es eterna. Esta esperanza viva fue evidente en la devoción de los fieles, antes, durante y después de la misa, proporcionando un buen comienzo para la visita pastoral.
El maratón comenzó el viernes con nuestra partida a los ranchos a las 7 de la mañana. La primera de tres Misas de confirmación de ese día tuvo lugar en la Iglesia San Francisco a las 9 a.m. Fue alentador ver a los jóvenes con sus padres y padrinos en la iglesia vistiendo su atuendo formal, despiertos y deseosos de celebrar la confirmación. En la fiesta había una abundancia de comidas recién preparadas y sopa.
De allí salimos hacia el escabroso paisaje del desierto a visitar a las familias de cinco ranchos más para celebrar dos misas de confirmaciones y tres servicios cortos de oración. Como es costumbre, cuando la camioneta se acerca a cada rancho (comunidad) el conductor comienza a tocar la corneta por unos buenos cinco minutos para alertar a la gente que los misioneros han llegado. Al llegar a la iglesia tocan las campanas para dar la bienvenida a cualquier persona que no haya escuchado la corneta para reunirse para orar. Es estimulante el acompañar a estos dedicados sacerdotes, a los catequistas, a los choferes y a los jóvenes que trabajan en los diversos ministerios litúrgicos: servidores del altar, coro, lectores y sacristanes que viajan hacia los márgenes de la diócesis de Saltillo unas pocas veces cada semana. Esto no es una novedad para ellos.
Un día completo de viaje en el alto desierto del estado de Coahuila es una fascinante experiencia que penetra los huesos y la médula ósea. Aquí es donde los caminos no son caminos, sino apenas tramos navegables sobre largos senderos. Pero el paisaje del alto desierto es fascinante y cambiante. En algunas extensiones hay arbustos y cactus cuyas flores en abril ablandan sus defensas espinosas. Una especie de cactus luce un tono rojo que es encantador. Después de un tiempo el paisaje cambia y aparecen grandes árboles de palma con configuraciones creativas que en las sombras del anochecer o amanecer la imaginación podría ver fácilmente contorsiones amenazantes o entretenidas caricaturas. A veces en senderos estrechos uno puede ver en lo alto cordilleras sobresalientes o mirar hacia abajo y ver un terrorífico precipicio en cañón. Siempre había polvo, avivado por el constante trote de los neumáticos sobre superficies rocosas que no favorecieron la lectura o una siesta.
Sin embargo, con la misión siempre delante de nosotros, todo mereció la pena o, como uno dice en español, vale la pena. La prueba de resistencia del viernes terminó a las 8:30 p.m. en El Cuervo, un hotel de cacería situado en 10,000 acres de tierra, que es el hogar de una gran variedad de vida salvaje del desierto donde los cazadores vienen de todo México para probar sus habilidades en el desierto. Es realmente un hotel muy confortable, donde hemos sido tratados excepcionalmente bien por los propietarios durante los últimos tres años.
Dejamos El Cuervo bien temprano el sábado cuando estaba amaneciendo sobre el desierto para un recorrido de dos horas a la Capilla del Ejido la Brecha. Con el Obispo Raúl Vera, el Ordinario de Satillo, acompañándonos para celebrar la misa, bendecimos y colocamos la primera piedra, el primer paso para una nueva iglesia en el sitio. Nombrada por San José, modelo de los esposos, la fecha escogida para la consagración es el 1 de mayo de 2019, día de la fiesta de San José. Después de otra fiesta nos dirigimos a la Presa de San Pedro donde celebramos la confirmación con 24 candidatos, el mayor número en este año en curso. Al llegar a Saltillo por la tarde el Padre Mike y yo, junto con el Padre David y el Padre Evelio, dedicados sacerdotes de la Misión de San Miguel, tuvimos una agradable cena con el Obispo Raúl Vera.
En la mañana del domingo, la fiesta de la Divina Misericordia, nos quedamos en casa, por así decirlo, y celebramos dos misas festivas para este día de la Pascua de la misericordia. El agua fluyó en nuestra misa de las 9 a.m. con la renovación de las promesas bautismales, seguida del bautismo de siete niños después de la homilía. La celebración de la última confirmación enriqueció notablemente la misa de la 1 de la tarde, y el Obispo Vera, predicó y concelebró. Su profética homilía no será olvidada pronto por todos los asistentes, un apasionado llamado a ungir nuestras sociedades con el aceite mayor de justicia y paz. Descansado ahora y volviendo a pensar en inglés, recuerdo las últimas palabras del Evangelio de San Juan para el Domingo de la Divina Misericordia. “Estos signos de Jesús son grabados para que creáis que Jesús es el Mesías, el hijo de Dios, a fin de que creyendo, tengáis vida en su nombre.” La vida en su nombre abunda en la misión de Saltillo y nosotros, los fieles de Jackson y Biloxi, somos una parte importante de este camino de fe. Gracias a Dios.
Mañana es un día de descanso antes de viajar a Aguascalientes para la ordenación al diaconato de Adolfo Suárez-Pasillas en su parroquia natal. Un agradable cansancio se ha asentado en mí.

Vía Crucis

ABERDEEN – Parroquia de San Francisco, los miércoles a las 4 p.m.

BROOKHAVEN – Parroquia de San Francisco, estaciones y bendición viernes a las 5:30 p.m., seguido por una comida de cuaresma

CLARKSALE – Parroquia de Santa Elizabeth, viernes a las 2:15 p.m. (con estudiantes) y a las 5:30 p.m.

COLUMBUS – Parroquia de la Anunciación, viernes a las 5:30 p.m. seguido por una comida de pescado frito

GLUCKSTADT – Parroquia de San José, los miércoles a las 6 p.m. seguido por la misa

GREENVILLE – Parroquia del Sagrado Corazón, viernes a las 6 p.m. con misa y vía crucis
Parroquia de San José, viernes a las 5:30 p.m. Los Caballeros de Colón ofrecerán una comida de pescado frito en el salón parroquial el 23 de marzo de 5 a 7 p.m., $ 10 por persona

GRENADA – Parroquia de San Pedro, viernes a las 6:15 p.m. seguido por una cena de sopa y ensalada, a excepción de una cena de pescado frito el 23 de marzo

HERNANDO – Parroquia del Espíritu Santo, viernes a las 6:30 p.m. seguido por una cena de sopa. $ 1.00 de donación por persona beneficia a los pobres de la comunidad. Para ayudar, llame a Pat Kuehnel al (662) 996-6622

IUKA – Parroquia de Santa María, Adoración y Estaciones, los miércoles a las 9:20 a.m. Misa a las 10 a.m.

JACKSON – Parroquia de Cristo Rey, viernes a las 6 p.m.
Parroquia de la Sagrada Familia, viernes a las 6 p.m.
Catedral de San Pedro, adoración y estaciones, viernes 4:30 – 6 p.m. seguido por una comida ligera.
Parroquia de San Richard, los viernes a las 2:15 p.m. con la escuela
Parroquia de Santa Teresita, viernes a las 5:30 p.m. (inglés) seguido de una cena de sopa y un mensaje y los domingos, (español) a la 1:30 p.m.

MADISON – Parroquia de San Francisco de Asís, viernes a las 6 p.m., rosario, estaciones y comida de cuaresma

NATCHEZ – Parroquia de la Asunción, viernes a las 5: 30 p.m. Basílica de Santa María, viernes a las 12:05 y 5:15 p.m. seguido por una comida de pescado frito en el centro familiar

PEARL – Parroquia de San Judas, viernes a las 6 p.m. seguido por una comida de pescado frito

SHAW – Parroquia de San Francisco, viernes a las 6 p.m. después de la misa

CIUDAD DE YAZOO – Parroquia de Santa María, los martes a las 5:30 p.m. seguido por la misa

MERIDIAN – Parroquia de San Jose, viernes a las 6 p.m. con una comida de pescado frito

Tome Nota

El programa “Hands ON + Hearts IN” (Manos ENCIMA + Corazones DENTRO) brinda experiencias en Holly Springs, Mississippi de discernimiento de una semana para mujeres que están considerando la vida como hermanas católicas. No hay costo para los participantes. Las próximas experiencias están programadas para el 7 al 11 de mayo, del 21 al 25 de mayo, del 20 al 24 de agosto y del 10 al 14 de septiembre.

Durante cinco días completos, las mujeres estarán acompañadas por hermanas de varias órdenes para proporcionar servicios prácticos a los necesitados como tutoría de niños, ayudar en una despensa de alimentos, limpieza de hogares para personas mayores, reparar casas dañadas o sirviendo comidas en un comedor de beneficencia.

Todas vivirán en comunidad durante la semana, compartiendo oración, cocina, reflexiones, orientación y mucha diversión. Los solicitantes deben registrarse un mes antes del inicio de un programa específico. Acompañados por los Ministros de Vocaciones, la experiencia de lunes a viernes ofrece una oportunidad práctica para ayudar a los necesitados mientras se discierne la vida como una hermana.

Para obtener más información sobre esta oportunidad de discernir la vida como hermana, contáctese con Hermana Sharon Glumb, SLW sglumb@slw.org; 847-577-5972 ext. 233 (oficina); 601-291-6738 (celular).

Diario salvadoreño describe milagro del beato Romero

Por Rhina Guidos
WASHINGTON (CNS) – Representantes de la iglesia en El Salvador dijeron que esperarían un tiempo antes de dar más detalles sobre un milagro, aprobado por el Vaticano, que ha avanzado el camino para la canonización del beato Óscar Romero, pero un periódico salvadoreño publicó el 8 de marzo una nota de una mujer de 35 años que dijo que la oración de su esposo, pidiendo por la intercesión del beato Romero, le salvó la vida.
El periódico El Diario de Hoy, que publica la versión ElSalvador.com por internet, dijo que una mujer llamada Cecilia había tenido en agosto del 2015 problemas con su embarazo. Después de dar a luz, se le diagnosticó el síndrome HELLP, una condición potencialmente mortal que afecta a algunas mujeres embarazadas y daña el hígado.
La nota del periódico dice que un médico le dijo al esposo de Cecilia que su hígado y un riñón estaban dañados y, “si cree en algo, en un dios, pídale por ella, porque, así como está, lo más seguro es que se muera”.
El esposo dijo que se fue a su casa a rezar, abrió una Biblia que su abuela le había dado, vio una tarjeta con la imagen del beato Romero, y aunque había tenido una “aversión” por las oraciones de su abuela al arzobispo salvadoreño asesinado, rezó por su intercesión, según el periódico.
Aunque Cecilia estaba en coma, se recuperó por completo, dijo el periódico.
Los esposos le dijeron al periódico que sabían que era un milagro y decidieron no contarle nada a nadie, pero eventualmente confiaron en su párroco, quien aseguró la documentación para enviarla al Vaticano. El 7 de marzo, el Vaticano anunció que se había aprobado el decreto del milagro atribuido a la intercesión del beato Romero.
El beato Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980, mientras celebraba Misa tras varias denuncias públicas de violencia contra ciudadanos civiles, incluso muchos pobres, en el país centroamericano. Había hablado en contra de la injusticia hacia los pobres que llevaría a El Salvador a un conflicto que duraría 12 años y dejaría más de 70,000 muertos. Fue beatificado el 23 de mayo de 2015.
En una reunión el 6 de marzo con el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el papa Francisco firmó formalmente el decreto reconociendo el milagro necesario para avanzar la causa de santidad del beato Romero. No se ha anunciado ninguna fecha para su canonización.

Una joven mujer sostiene una imagen del Beato Oscar Romero durante una procesión del 7 de marzo en su honor en San Salvador, El Salvador. El Papa Francisco ha despejado el camino para la canonización del Beato Romero, quien fue asesinado a tiros el 24 de marzo de 1980, mientras celebraba misa. (Foto CNS / Rodrigo Sura, EPA)

San Martín ofrece apoyo parental como parte del trabajo prioritario

Por Alí y Patricia López
HAZELHURST – Desde octubre de 2017, los padres de la misión San Martín de Tours se han reunido el primer domingo de cada mes para un programa llamado “Escuela para los padres.” Las clases son parte de los esfuerzos de la parroquia para apoyar la prioridad pastoral de la formación de discípulos de toda la vida. Fueron adaptados de un programa ya en uso en América Latina.
El objetivo del programa es apoyar a los padres que tienen hijos inscritos en la educación religiosa, especialmente aquellos que tienen niños que se preparan para la primera comunión este año. Los temas para las clases incluyen la comunicación efectiva dentro de la familia, la autoestima de los niños, los valores familiares, la responsabilidad de los padres de educar a sus hijos en la fe y la importancia de la oración familiar.
Jaime y Herlinda Martínez, quienes asistieron a las clases de capacitación en liderazgo parroquial en la escuela de ministerios ofrecidos por el Instituto de Ministerios Pastorales del Sudeste (SEPI) dirigieron la sesión de clausura, el domingo 4 de marzo. Las clases de SEPI son coordinadas por la Oficina de Ministerio Hispano.

(Alí y Patricia López son miembros de la misión San Martín de Tours)

Encuentro regional avanza el proceso de identificación de las prioridades del ministerio

Por Tom Tracy
MIAMI (CNS) – El director y presidente de Catholic Relief Services, Sean Callahan, dijo a varios cientos de líderes hispanos recientemente que son una parte vital de la futura “voz global” de la iglesia y del discipulado misionero.
“La afirmación que ves en las carteleras todo el tiempo es ‘Cuando ves algo, di algo.’ Pero para los discípulos misioneros, debe ser ‘Cuando ves algo, haz algo,'” dijo Callahan. “Necesitamos ser percibidos como los hacedores y hay una gran oportunidad en este momento para que la Iglesia Católica sea una fuerza por el derecho y la justicia en un país de personas que quieren justicia,” dijo.
Callahan, un veterano de 28 años de CRS, habló el 23 de febrero a más de 340 líderes hispanos reunidos de entre unas 30 diócesis que forman parte del Encuentro Regional del Sureste. Grupos de toda la región cinco se reunieron en Miami del 22 al 24 de febrero en Miami.
Una delegación de la Diócesis de Jackson asistió, llevando los resultados de las prioridades pastorales. Delegada Danna Johnson de Pontotoc San Cristóbal, dijo que la formación de la fe sigue siendo crítica.
“En el área de ‘Desarrollo de liderazgo y capacitación pastoral,’ una de las estrategias que se identificó como región fue la de incrementar la disponibilidad de programas de formación pastoral dirigidos a los latinos en los dos idiomas (inglés y español) o más, dependiendo de las necesidades de cada parroquia. Uno de los programas más éxitos en la región es el programa de educación teológica online en español CAMINO y también en inglés STEP, ambos del Instituto McGrath para la Vida de la Iglesia de la Universidad de Notre Dame. Diócesis como las de Carolina del Sur y Lexington, Kentucky han implementado este programa y les está dando muchos buenos resultados. Me entusiasma el hecho de que esta estrategia está muy conectada con una de las prioridades del Plan Pastoral de nuestra diócesis, ‘Formación de discípulos comprometidos,’” agregó Johnson.
Maria Isamar Mazy, feligresa de la Catedral de San Pedro en Jackson, sentía orgullo de tener la oportunidad de ser parte de una misión tan importante en la Iglesia. “Estos tres días me ayudaron a ver más a fondo las realidades y necesidades de nuestra Iglesia, no solo de aquí en la diócesis. Me dio mucho gusto y orgullo poder formar y ser parte de ese momento histórico para nosotros los hispanos en este país, no me queda duda de que nuestras voces son escuchadas.”
La hermana María Elena Méndez, MGSPS, asociada en la Oficina del Ministerio Hispano de la Diócesis de Jackson, siente que hay mucho que celebrar, pero aún queda mucho trabajo por hacer. “El Encuentro Regional me ayudó a incorporarme en el camino que otros han hecho para dar voz e identidad a los hispanos en este país desde la Diócesis de Jackson donde desarrollo mi misión pastoral como Misionera Guadalupana del Espírito Santo. Descubrí también los muchos dones, capacidades, talentos y retos que tenemos dentro de la sociedad y la Iglesia de los Estados Unidos. Estar a cargo del Proceso del V Encuentro en la Diócesis y, ser pate del equipo de la Región V, me ayudó a ver que hay mucho que celebrar y mucho que trabajar aun en nuestra comunidad. Ver nuestras necesidades reflejadas en los documentos regionales fue impresionante, porque no somos los únicos que estamos trabajamos para su transformación.”
Delegada Susana Becerril, feligresa de Nuestra Señora de las Victorias en Cleveland apreció la diversidad que se muestra en el V Encuentro. “El V Encuentro significó para mí un despertar a la realidad que miles de personas enfrenan día con día. Fue un Encuentro con la gran diversidad que existe en nuestro mundo. Me gustó mucho convivir con personas tan diferentes, cada uno/a con un origen y costumbres tan bonitos que me hicieron apreciar aún más mi cultura, ellos me enseñaron que están orgullosos/as de sus orígenes, tradiciones, y sobre todo, de su fe.”
Debido a que se han llevado a cabo encuentros a niveles parroquiales y diocesanos, se llevarán a cabo encuentros regionales en todo el país hasta junio. Lo que ha sido un proceso general de reflexión y acción de cuatro años culminará con el V Encuentro Nacional de la Iglesia Católica de los E.E.U.U., se celebrará el 20 al 23 de septiembre en Grapevine, Texas.

(Tracy escribe para el Florida Catholic, periódico de la Arquidiócesis de Miami.)

MIAMI – Participants in the regional Encuentro pray the Way of the Cross for Life during the Feb. 22-23 gathering. (Photo courtesy SEPI)

Eva Gonzalez, Hispanic ministry director from the Archdiocese of Louisville, Ky., speaks Feb. 23 with Susana Becerrie of Jackson, Miss., at the Southeast Regional Encuentro. Held for the church's episcopal regions V and XIV, the gathering took place Feb. 22-24 at Our Lady of Guadalupe Church's parish complex. On hand were 340 leaders from among some 30 dioceses in the Southeastern U.S. (CNS photo/Tom Tracy) See ENCUENTRO-REGIONALS-SOUTHEASTERN Feb. 26, 2018.

Piarist Father Rafael Capo, director of the Miami-based Southeastern Pastoral Institute, talks with Eva Gonzalez, Hispanic ministry director from the Archdiocese of Louisville, Ky., Feb. 23 during the Southeast Regional Encuentro for the church's episcopal regions V and XIV. Held in Miami Feb. 22-24 at Our Lady of Guadalupe parish complex, it drew 340 leaders from among some 30 dioceses in the Southeastern U.S. (CNS photo/Tom Tracy) See ENCUENTRO-REGIONALS-SOUTHEASTERN Feb. 26, 2018.

Sean Callahan, president and CEO of Catholic Relief Services, speaks Feb. 23 during the Southeast Regional Encuentro for the church's episcopal regions V and XIV. Held in Miami Feb. 22-24 at Our Lady of Guadalupe parish complex, it drew 340 leaders from among some 30 dioceses in the Southeastern U.S. (CNS photo/Tom Tracy) See ENCUENTRO-REGIONALS-SOUTHEASTERN Feb. 26, 2018.

Sitios cristianos benefician de visitas, colecciones locales

Obispo Joseph Kopacz

Por Obispo Joseph Kopacz
Para los peregrinos que visitan la Tierra Santa, en cualquier momento desde que la peregrinación comienza, la meta y la experiencia culminante son la llegada a Jerusalén. Este es precisamente el camino de salvación que los evangelistas, Mateo, Marcos, Lucas y Juan describen en sus narraciones de la vida, muerte y resurrección del Señor Jesús.” Su ministerio público comenzó en Galilea y continuó hacia el sur como el Río Jordán en dirección a Jerusalén. Seguimos este corredor del Evangelio en la reciente peregrinación patrocinada por los Caballeros y Damas del Santo Sepulcro. Al principio nos instalamos en el área del Mar de Tiberias en el norte de Israel, la ubicación de Nazaret, Cafarnaún, Cana, el Sermón de la montaña y la Transfiguración, antes de dirigirnos al sur hacia Jerusalén. Aunque la región está azotada por el odio, la violencia y los brotes periódicos de hostilidades mortíferas, una realidad consistente es que los peregrinos son siempre bienvenidos. Obviamente, esto es lo pragmático que hay que hacer, pero este es también un signo del infinito respeto y buena voluntad que muchos en Israel y Palestina, judíos y musulmanes por igual, tienen las antiguas iglesias cristianas.
Sin duda, para los cristianos que trágicamente están disminuyendo en número a través del patriarcado de Jerusalén, la Iglesia madre de toda la cristiandad que engloba a Israel, Palestina y Jordania, la presencia de los peregrinos es crítica para su supervivencia. “Las peregrinaciones son una forma de sustento para la supervivencia de miles de familias.” (Cardenal Leonardo Sandri: Congregación de las Iglesias Orientales: carta de llamamiento del Viernes Santo) No sé el impacto financiero total anual de los peregrinos que vienen de todo el mundo, pero es sustancial. Sin embargo, podemos cuantificar el dinero que se recolecta para la Tierra Santa cada año el Viernes Santo. El año pasado, los católicos en los Estados Unidos, incluyendo la Diócesis de Jackson, la cual recaudó más de $32,000, contribuyeron más de $20.000.000 para la misión y ministerios del Patriarcado Latino de Jerusalén. Con esta generosidad, los fieles de la Tierra Santa renovaron y restauraron la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén y la Iglesia de la Natividad en Belén. Recientemente estalló un conflicto cuando la Municipalidad Judía de Jerusalén con una inminente votación en la Knesset, iba a codificar un derecho tributario opresivo a las iglesias cristianas con la posibilidad de exclusión y confiscación de propiedades si las cuotas no eran pagados. Las tradiciones cristianas que supervisan la Iglesia del Santo Sepulcro, los ortodoxos, armenios y católicos, respondieron con el cierre temporal de este lugar sagrado de la crucifixión y entierro del Señor.
Esto provocó una reacción internacional y la Knesset canceló la votación, al menos por ahora. Naturalmente, los cristianos no deberían embarcarse en una cruzada en el sentido clásico, sino espiritual y el apoyo económico sí importa. La generosidad, la oración y la atención de muchos católicos y otros cristianos el viernes Santo y durante todo el año hacen una diferencia. ¿Por qué deberíamos estar preocupados? “La fe cristiana tuvo el primer impulso de la Iglesia madre de Jerusalén, la cual tiene una vocación especial para vivir la fe en un contexto multi-religioso, político, social y cultural, nada menos que para mantener viva la memoria de nuestra redención”. (Cardenal Sandri) Por supuesto, no es sólo una cuestión de preservar los sitios antiguos, sino también de fomentar la misión universal de nuestro Señor crucificado y resucitado a través de los ministerios modernos de las Iglesias que luchan por sobrevivir y prosperar.
El Cardenal Sandri escribe, “a pesar de las dificultades y las inseguridades, las parroquias continuan sus servicios pastorales con una atención preferencial a los pobres. Esperamos contra toda esperanza, que las escuelas sirvan como un lugar de encuentro entre cristianos y musulmanes, donde preparen un futuro de respeto mutuo y colaboración, que los hospitales, las clínicas y centros de reunión continuen acogiendo a los que sufren y a los necesitados, a los refugiados y a personas desplazadas, personas de todas las edades y religiones, golpeados por el horror de la guerra.
Un gran número de ellos están en edad escolar, que apelan a nuestra generosidad para reanudar su vida escolar y el sueño de un futuro mejor.” En su carta el Cardenal Sandri amplía la situación de muchos cristianos de toda la región. “Nuestra atención se dirige a la pequeña comunidad cristiana en el Oriente Medio, la cual sigue sosteniendo la fe entre las personas desplazadas procedentes de Irak y Siria y entre los refugiados en Jordania y el Líbano. La Jornada Mundial de la Paz del papa fue dirigida a la crisis de los refugiados. “En un espíritu de compasión abracemos a todos aquellos que abandonan su patria huyendo de la guerra y del hambre, o forzados por la discriminación, la persecución, la pobreza y la degradación ambiental”. La mayoría de los cristianos iraquíes y sirios quiere regresar a su propia tierra donde sus casas fueron destruidas, con escuelas, hospitales e iglesias devastadas. No los dejemos solos.”
Sabemos que el camino cuaresmal no es un acto solitario, sino un itinerario de solidaridad por el cual cada uno de nosotros está llamado a la pausa y, como el Buen Samaritano, a acompañar a nuestros hermanos que por muchas razones les es difícil levantarse y continuar su viaje. Esto es claramente la realidad en la Tierra Santa y en todo el Oriente Medio y oramos para que la colecta del Viernes Santo eleve a nuestras hermanas y hermanos cristianos. Somos bendecidos por haber podido hacer una peregrinación a la Tierra Santa, una vez en la vida quizás, pero una vez al año durante la Semana Santa, podemos hacer una peregrinación espiritual mediante la oración y la generosidad para estar en solidaridad con muchos que están sufriendo persecución y penurias. Por favor, sean generosos.

Las Iglesias en Jerusalén cierran el Santo Sepulcro  en señal de  protesta

https://ofm.org/es/blog/las-iglesias-jerusalen-cierran-santo-sepulcro-senal-protesta/

Iglesia, mundo necesita reconciliación

Obispo Joseph Kopacz

Por Obispo Joseph Kopacz
Como parte de nuestro camino cuaresmal, dimos la bienvenida a la Diócesis de Jackson las reliquias de San Padre Pío, ya que viajan en su peregrinación inaugural a través de los Estados Unidos gracias a la Fundación para el Santo Padre Pio. Yo estaba inseguro acerca de su posición en la Comunión de los Santos en el estado de Mississippi y en todo el sur del país, pero la respuesta fue inspiradora en el número de personas que acudieron a la Catedral para las dos misas que se celebraron el 1 de marzo y durante todo el día.
En el noreste de los Estados Unidos son muchos los que tienen devoción por él, pidiendo su intercesión ante el sufrimiento y las luchas de la vida. Él ha llevado a muchos a Jesucristo, especialmente desde su canonización por el Papa Juan Pablo II el 2 de mayo de 1999 al inicio del tercer milenio. Hablando a los peregrinos en la Plaza de San Pedro en el día después de su canonización, San Juan Pablo II elogió la santidad del San Padre Pio. “Queridos hermanos y hermanas, el testimonio del Padre Pío es una fuerte llamada a la dimensión sobrenatural, que no debe confundirse con una exagerada preocupación por los milagros, una desviación que él siempre y decididamente rechazó. Los sacerdotes y las personas consagradas, en particular, deberían mirar hacia él.
Les enseña a los sacerdotes a convertirse en instrumentos dóciles y generosos de la gracia divina, la cual les cura a las personas la raíz de sus males, restaurando la paz del corazón. El altar y el confesonario fueron los dos puntos de enfoque de su vida. La carismática intensidad con que celebraba los misterios divinos es un testimonio muy saludable para alejar a los presbíteros de la tentación de la rutina y ayudarlos a redescubrir día a día el tesoro inagotable de la renovación espiritual, moral y social que ha sido puesta en sus manos.” Durante muchos años, el Padre Pío pasaba más de la mitad del día en el confesionario, un enorme testimonio de la misericordia de Dios, que es puro don. Incluso los sacerdotes más fervorosos estarían abrumados por este compromiso incesante. El siguió los pasos de San Juan María Vianney, que también fue un instrumento estelar del perdón de Dios y la reconciliación, y era contemporáneo de Santa Faustina, un instrumento de la Divina Misericordia.
La Eucaristía, la mesa de la Palabra y del Sacramento, y el sacramento de la reconciliación siguen siendo los caminos reales para el arrepentimiento y la reconciliación en la Iglesia en el mundo moderno.
Recuerden que una de nuestras prioridades pastorales es que seamos “comunidades acogedoras y reconciliadoras,” con el arrepentimiento como una apremiante demanda del Señor para cumplir su voluntad en nuestras vidas y en nuestro mundo. Si somos sinceros, a veces la iglesia resulta deficiente y el grito de arrepentimiento y reconciliación debe ser proclamado y escuchado en el mundo. Un ejemplo impactante está retumbando alrededor de nuestro país en este momento.
Después del reciente tiroteo y matanza en el Colegio Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, los estudiantes lanzaron una nueva campaña para darle a conocer a la población acerca de los horrores de la violencia con armas de fuego. Los estudiantes están aprovechando y centrando su profundo dolor y rabia contra la indiferencia y la intransigencia que impregna la sociedad americana sobre una revisión sincera de la Segunda Enmienda de la Constitución.
Reflexionando sobre la lectura del evangelio de San Juan el pasado domingo, en la que Jesús reveló la justa ira de Dios sobre la escandalosa actividad en el Templo en Jerusalén, nos podría llevar a escuchar el grito de la justa indignación de nuestros jóvenes y sus partidarios por la indignación de sus abatidos amigos y seres queridos en su comunidad escolar.
La casa de oración de Dios, el punto de unión entre el cielo y la tierra, se había convertido en un mercado, y los negocios como de costumbre prevalecían. Así también, nuestros jóvenes están volteando la enlatada retórica de nuestros políticos y cabilderos de las armas con la esperanza de lograr un diálogo genuino que puede conducir a la nación a la cordura y mayor seguridad.
Por otra parte, aquí está un ejemplo donde la Iglesia está fallando miserablemente. La Iglesia Santuario en Newfoundland, PA, invitó a sus feligreses a traer sus fusiles AR-15 para un servicio en la iglesia para la celebración de la “vara de hierro”. Aquí está la información. Iglesia Santuario en Newfoundland, NEWFOUNDLAND, Pennsylvania – Un distrito escolar de Pennsylvania cancelará las clases en una escuela elemental el miércoles debido a que una iglesia en la calle del colegio está organizando una ceremonia con fusiles AR-15. La organización Paz Mundial y Unificación Santuario en Newfoundland cree que las AR-15 simbolizan la “vara de hierro” en el libro bíblico del Apocalipsis, y están animando a las parejas a llevar las armas a una ceremonia de compromiso.” Usted puede buscar esta información en el internet para ver la magnitud de esta locura. En esta instancia, el Espíritu de Dios es evidente en todo el mundo, y no en la Iglesia.
Nuestra nación necesita un mayor compromiso por el bien común, una actitud racional en lo referente a los derechos, responsabilidades y limitaciones.
En la esecuela de Parkland, Florida, quizás nuestros jóvenes sean los que nos guíen a nuestros sentidos. Al nivel más profundo, esto es sobre el arrepentimiento, la reconciliación y la construcción de puentes entre facciones opuestas en nuestra nación. Esta es la locura de la Cruz, la sabiduría de Dios, que tiene el potencial de florecer en nuestra nación ante la trágica pérdida.
El mandato del Señor en el miércoles de ceniza es nuestra brújula durante estos 40 días de la cuaresma, y los animo a que reciban el sacramento de reconciliación durante el tiempo previo a la Semana Santa. Exhorto especialmente a nuestras comunidades parroquiales y a las escuelas a que se vean a sí mismos como embajadores de Cristo y ministros de la reconciliación, para la renovación de nuestra diócesis, y como levadura para nuestras comunidades, estado y nación.
Como el ritual del bautismo proclama, “Esta es nuestra fe, ésta es la fe de la Iglesia y nosotros nos gloriamos de profesarla en Cristo Jesús, Señor nuestro.” San Padre Pio gritaría su aprobación desde su lugar en el cielo.

Peregrinación ofrece forraje para la reflexión cuaresmal

Obispo Joseph Kopacz

Por Obispo Joseph Kopacz
El viernes pasado por la noche regresé de mi peregrinación por la Tierra Santa, patrocinado por los Caballeros y Damas del Santo Sepulcro. Después que las telarañas de las 15 horas de vuelo progresivamente han sido barridas por la bendición de un buen sueño y de encontrarme ya en mi hogar, puedo ver que las lecturas bíblicas del primer domingo de Cuaresma son un puente entre mi experiencia en la Tierra Santa y el comienzo del sagrado tiempo de la cuaresma. El tema del bautismo fue primordial en el primer domingo de Cuaresma de este año, como escuchamos en la primera carta de Pedro, reflexionando sobre la gran inundación en el tiempo de Noé. “Noé y su familia fueron salvados a través del agua. Esto prefigura al bautismo, que los salva ahora. No es una eliminación de la suciedad del cuerpo, sino un llamamiento a Dios para una buena conciencia a través de la resurrección de Jesucristo”.
Inmediatamente antes de que Jesús fuera dirigido hacia el desierto por el Espíritu Santo, en el Evangelio del domingo pasado, fue bautizado por Juan en el Río Jordán y revelado como hijo predilecto de Dios. En el transcurso de 40 días en el desierto, en soledad y comunión con el Padre celestial, pero sin estar protegido de los asaltos de las tentaciones, Jesús fortaleció su identidad como hijo predilecto de Dios. Al salir del desierto, inmediatamente comenzó a caminar a grandes pasos, proclamando el reino de Dios y el llamado a reformar nuestras vidas y a creer en el evangelio, nuestro ritual del Miércoles de Ceniza, sellado por nuestro Amén. Uno de los momentos más intensos de la peregrinación a la Tierra Santa fue nuestra reunión en el Río Jordán. No estamos hablando de un rio del tamaño del Rio Mississippi, sino de una gran corriente de agua que fluye del Mar de Galilea, en el norte, hacia el Mar Muerto en el sur. Sin embargo, tiene un profundo significado para todos los cristianos, como el lugar donde el ministerio público de Jesús brotó del corazón de Dios.
La historia de Noé y el diluvio es una poderosa historia de fe, como sabemos, pero no podemos situar estos eventos en el espacio y en el tiempo. Por otro lado, el Río Jordán es real, el ministerio de Juan el Bautista es histórico, y Jesús es el único a quien Juan preparó el camino. A través de los ojos de la fe y el deseo de renovar nuestro pacto del bautismo en la muerte y resurrección de Jesucristo, nosotros los peregrinos nos paramos a la orilla del Jordán y profesamos nuestra fe. Seguidamente se hizo el Rito de la Aspersión con el agua marrón del río, genuinamente, pero también remilgadamente por la posibilidad de poder tragar algo de esta agua. Alrededor de nosotros, un flujo constante de peregrinos vino a renovar su bautismo, o ser bautizados por primera vez en las aguas fluyentes. Un rápido vistazo alrededor de las pasarelas y las riberas del río reveló la presencia de discípulos de las tradiciones ortodoxas y de las denominaciones evangélicas y bautistas que estaban de pie en el río celebrando la inmersión completa. Estaban en el río mientras estábamos por el río. Una gran diferencia física, pero en cualquiera de los rituales es la fe que tenemos en el Señor Jesús y en su llamada a vivir como sus discípulos lo que está en el corazón de la cuestión. ¿Van a cambiar nuestras vidas cuando sea necesario una vez que el agua se evapora?
Este momento de gracia ocurrió aproximadamente a mitad de la peregrinación que comenzó en Galilea, en el Mar de Tiberias, donde pudimos salir y visitar Nazaret, el lugar de nacimiento de María y el lugar donde Jesús vivió oculto antes de su ministerio público. Capernaúm también fue parte del circuito del norte donde estuvimos, en el sitio de la sinagoga donde Jesús inició su ministerio público formal predicando, enseñando, expulsando demonios, sanando a la suegra de Pedro, y perdonando los pecados del paralítico cuyos amigos lo bajaron por el techo a la casa de Pedro al cruzar la calle de la sinagoga. Todo ello ocurrió después de que Jesús anunció el Reino y la llamada a la penitencia. Los descubrimientos arqueológicos y sitios de excavación de la segunda mitad del siglo XX han autenticado los relatos evangélicos de la sinagoga y la casa de Pedro en Capernaúm.
De vuelta al río. Después de la renovación de nuestra alianza bautismal en el Río Jordán, volvemos nuestra mirada a Jerusalén y a los últimos días de la vida de nuestro Señor que conocemos como el Domingo de Ramos y la Semana Santa, que conducen a la muerte y la resurrección del Señor. Esta segunda mitad de la peregrinación también incluyó visitas a Jericó y Betania, el sitio de la comunidad de los Esenios en Qumran y el Mar Muerto. Solamente las fotos, cientos y cientos de ellas, algunas de las cuales envié por Twitter después de cada uno de los eventos del día, me proporcionarán muchos momentos de reflexión y beneficio espiritual durante la Cuaresma.
Con la Iglesia y en nuestra vida personal, el Señor nos llama a cada uno de nosotros durante esta peregrinación de 40 días a apartarnos del pecado y creer en el Evangelio, para recordar que somos polvo y á polvo hemos de regresar, y que al final hay tres cosas que permanecen, la fe, la esperanza y el amor, y la mayor de todas ellas es el amor. Que nuestra oración intencional de la Cuaresma, el ayuno y la limosna, nos lleven a valorar las cosas que realmente importan en Cristo Jesús, descartando las que no sirven, y sabiendo profundamente que nuestra ciudadanía está en el cielo. Somos los hijos amados de Dios en Jesucristo, y que podamos vivir en los plenos pasos del maestro.