Celebraciones Virgen de Guadalupe y Posadas

Virgen de Guadalupe

Festividades Guadalupanas
Diciembre tiene dos fiestas marianas significativas: la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre y Nuestra Señora de Guadalupe el 12 de diciembre. El Obispo John Joseph Chanche, primer obispo de la Diócesis de Jackson tuvo una devoción especial a la fiesta de la Inmaculada Concepción y ayudó llevar la devoción a los Estados Unidos.
Nuestra señora de Guadalupe es patrona de las Américas. La fiesta celebra la aparición de Maria a San Juan Diego, un indígena mexicano. Mexicanos e inmigrantes de América Central y del Sur han adoptado esta celebración aquí.
En la Diócesis de Jackson muchas parroquias, desde 1979, celebran alguna celebración de esta fiesta. Las celebraciones incluirán procesiones, Santo Rosario, Misa, una dramatización de la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe, novena, vigilia, “Mañanitas” (canción tradicional de cumpleaños mexicana) y convivencia comunitaria – recepciones con canciones y bailes folclóricos.

Posadas
Otra tradición latina, las Posadas, es una recreación del viaje que Jose y Maria emprendieron buscando refugio para ellos y su bebé. Muchas comunidades organizarán Posadas de varios días como parte de la temporada de Adviento. Estas reuniones pueden incluir representaciones de la sagrada familia en busca de posadas, rosarios, villancicos, piñatas y recepciones.

Aquí hay una lista de las celebraciones de Guadalupe en toda la diócesis. Para más detalles, y fechas de Posadas, por favor contacte a su parroquia.

Amory, St. Helen. Jueves 12 de diciembre.
Canton, Sacred Heart. Domingo 15 de diciembre, 9.30 am
Carthage, St. Anne. Sábado 14 de diciembre, 10 a.m.
Cleveland, Our Lady of Victories. Jueves, 12 de diciembre, 5.30 p.m.
Corinth, St. James de Less. Sábado 14 de diciembre, 6 p.m.
Forest, St. Michael. Inicio de Novena Nuestra Sra. de Guadalupe; martes, 3 de diciembre; Celebración de Nuestra Sra. de Guadalupe, jueves, 12 de diciembre, 6 p.m.; Celebración Guadalupana Parroquial en Centro Krudop de Forest, domingo, 15 de diciembre, 11 a.m.
Greenville, Sacred Heart. Jueves 12 de diciembre, 6 p.m.
Greenwood, St Francis. Rosarios. Misa, jueves 12 de diciembre, 6 p.m.
Hazlehurst, St. Martin of Tours. Mañanitas, miércoles 11 de diciembre, 7-9 p.m.; y Misa, jueves 12 diciembre, 6.30 p.m.
Holly Springs, St. Joseph. Misa, jueves 12 de diciembre, 7.30 p.m.
Houston, Immaculate Heart of Mary. Novena, comienza el jueves 3 de diciembre. Mañanitas, 12 diciembre, 5 a.m. y Misa, 7 p.m.
Indianola, Immaculate Conception. Domingo, 8 de diciembre, Rosario y Misa 10.30 a.m.
Jackson, Catedral de San Pedro. Domingo 8 de diciembre, procesión, 11.30 a.m. y Misa, 1 p.m.
Jackson, St Therese. Rosario bilingüe, mañanitas y convivio, jueves, 12 de diciembre, 8-10 p.m.; Misa, fiesta y danzantes, domingo, 15 de diciembre, 12:30 p.m.
Kosciusko, St. Therese. Domingo 15 de diciembre, 1 p.m.
Meridian, St. Patrick. Domingo, 8 de diciembre, 2.30 p.m.
Morton, St Martin de Porres. Celebración de la Inmaculada Concepción, sábado, 7 de diciembre, 7 p.m.
New Albany, St Francis of Assisi. Domingo, 15 de diciembre, 6 p.m.
Olive Branch, Queen the Peace. Misa, jueves, 12 de diciembre, 7 p.m.
Oxford, St. John. Novena de rosarios, del 3 al 11 de diciembre, 6 p.m. Mañanitas y Misa Guadalupana, jueves, 12 de diciembre en la Iglesia, 4.30 a.m.
Pearl, San Judas. Rosario y Misa, sábado, 14 de diciembre, 7 p.m.
Pontotoc, St. Christopher. Vigilia, miércoles 11 de diciembre, 6 p.m. Mañanitas, jueves 12 de diciembre, 5.30 a.m.
Ripley, St Mattew. Celebración de la Inmaculada Concepción. Misa bilingüe, lunes 9 de diciembre, 7 p.m.; Procesión, Rosario y Misa bilingüe, miércoles, 11 de diciembre, 7 p.m.; Mañanitas a media noche; Liturgia, comunión y convivio, jueves 12 de diciembre, 7 p.m.
Senatobia, St. Gregory. Misa, jueves 12 de diciembre a las 5.30 pm.
Southaven, Christ the King. Mañanitas, jueves 12 de diciembre a las 5.30 am. Misa a las 7.00 pm.
Tupelo, St. James. Domingo, 15 diciembre, 11 a.m.

Tome nota

Vírgenes y Santos.
Martes 4 de diciembre: Santa Barbara, mártir
Sábado 8 de diciembre: Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María
Domingo 9 de diciembre: San Juan Diego
Miércoles 12 de diciembre: Nuestra Señora de Guadalupe
Martes 25 de diciembre: Natividad de Nuestro Señor Jesucristo
Viernes 28 de diciembre: Dia de los Santos Inocentes

Convocatoria. Cardenal Ramazzini
Santa Ana, Carthage, jueves 19 dic.
Sacred Heart, Canton, viernes 20 dic.
San Miguel, Forest, sábado 21 de diciembre. Posada
Para detalles llame a cada parroquia

Cardenal Ramazzini visitará Jackson

Bishop Alvaro Ramazzini Imeri of San Marcos, Guatemala, was one of 13 new cardinals named by Pope Francis Sept. 1, 2019. Cardinal-designate Ramazzini is pictured in a June 3, 2010, photo. (CNS photo/Bob Roller)

El cardenal guatemalteco, Alvaro Ramazzini Imeri de Huehuetenango, Guatemala y conocido por el trabajo de justicia social en su país, visitará la Diocesis de Jackson en diciembre de este ano. En su agenda tendrá visitas a parroquias afectadas por las redadas de inmigración, en las cuales viven muchos ciudadanos guatemaltecos. En su vista se reunirá además con autoridades eclesiásticas de la diocesis.

Ley, tecnología y caridad

Por Berta Mexidor
RIDGELAND – El padre Odel Medina, sacerdote de St. Anne-Carthage y St. Therese-Kosciusko expresó las preocupaciones, frustraciones y esperanzas de su comunidad y del resto de los católicos de la diócesis, preocupados por las familias afectadas después de las redadas de inmigración, durante una audiencia pública celebrada por el congresista estadounidense Bennie Thompson, presidente demócrata del Comité de Seguridad Nacional, el jueves 7 en Tougaloo College, tres meses después de las redadas que arrestaron a 680 inmigrantes y que impactaron directamente a tres parroquias de la diócesis y siete comunidades en el estado.
El representante Thompson estuvo acompañado de la representante Sheila Jackson Lee, de Texas, el representante Al Green, Texas y Steve Cohen, Tennessee, todos demócratas y también miembros de su comité, para pedir cuentas a la Oficina de Investigación del Departamento de Seguridad Nacional de Nueva Orleans, representada por el agente especial Jere Miles.
Miles defendió a su agencia diciendo que cumplieron con la ley y como resultado de la redada se han encontrado 400 casos de uso ilegal del número de seguro social (SSN, por sus siglas en inglés) para robo de identidad. Al padre Odel se unieron seis líderes comunitarios, públicos, policiales y de organizaciones que tuvieron la oportunidad de expresar sus testimonios, dentro de los que estaba Lorena Quiroz Lewis, organizadora de Working Together Mississippi.

Durante la audiencia, Monserrat Ramírez y Roberto Tijerina, miembros de Southerners on New Ground (SONG) mostraron una habilidad tecnológica para ayudar a los hispanos a comprender la audiencia. Transmitieron la audiencia en la página de Facebook de Mississippi Resiste, y para aquellos que no pueden hablar inglés, hubo un número de teléfono al que podían llamar y recibir la traducción al momento.
Decenas de personas portaron carteles con mensajes como” Dejennos trabajar”, “Vinimos a Trabajar, Progresar y Amar” y “A más redadas, mas familias separadas.”

Elsa Baughman Mensajera Católica

Elsa Baughman

Antes de ser conocido como Mississippi Católico, el periódico de habla hispana de la Diócesis de Jackson fue publicado como “El Mensajero Católico” por más de diez años.

Con la anuencia del obispo William Houck, la acción de varias personas que reconocieron la necesidad de comunicarse en español con una comunidad en crecimiento y un equipo dedicado a informar se creó una idea. Es así como el 10 de octubre de 1997 salió a la luz la primera edición de “El Mensajero Católico”, hace ya más de 22 años.

 Elsa Baughman comenzó a trabajar en 1996 en la diócesis para el periódico diocesano, llamado en ese entonces” Mississippi Today”.

Venezolana de nacimiento, graduada de Periodismo en la Universidad del Zulia en Venezuela, y con una maestría en Comunicación de Masas de la University of Southern Mississippi (USM),  madre y abuela, Elsa trajo al periódico su rica experiencia, su cultura y el deseo de romper con estereotipos.

Elsa recuerda que llegó a Mississippi en el año 1976, cuando eran pocos los hispanos en el estado. Después de graduarse, casarse y trabajar en varias empresas internacionales y ser maestra de español, comenzó a trabajar en Mississippi Catholic.

 En diciembre del año 1979 el Padre Mario Viscaíno, fundador del SEPI, celebró una misa para conmemorar el aniversario de la Virgen de Guadalupe en la Catedral de San Pedro, junto al Obispo Houck y desde allí se estableció la tradición de la Misa en español y la necesidad de atender a la comunidad Latina que cada vez crecía más.

Elsa dice, “…Para mi trabajar en el periódico fue un sueño hecho realidad. El haber conocido a tantas personas y sacerdotes, viajar por todo el estado y trabajar para tres obispos- William Houck, Joseph Latino y Joseph Kopacz- fueron experiencias maravillosas”.

“ … Una de mis mejores memorias y que guardo con mucho cariño fue la visita a la Misión de Saltillo en México, por invitación del Obispo Kopacz, después de haber reportado por muchos años acerca de la importancia de esta misión en la diócesis,” concluye Elsa.

Al principio el Mensajero Católico de Mississippi solo se publicaban cuatro ediciones al año. Con el aumento de la población hispana y las actividades en cada parroquia a las que asistían, el periódico paso a publicarse mensualmente, como hasta ahora.

“Mississippi Today” cambio su nombre el 3 de diciembre de 1999, a Mississippi Catholic como es conocido hoy. El nombre de “Mensajero Católico” cambió también, a “Mississippi Católico” en junio del 2008.

Entre las muchas personas que contribuyeron a promover el periódico en español hay que mencionar a Janna Avalon, quien por más de 40 años dirigió “Mississippi Catholic,” Fabvienen Taylor, quien escribió el primer artículo acerca de las diferencias y similitudes de los Latinos, Elizabeth Ayala, quien escribió acerca de los sacramentos, la hermana Patricia Brown, que fundó y dirigió el Ministerio Hispano,  la hermana Day, Ligia Fenton,  Susan Falkner, y los sacerdotes Jerry Mattingly- Hazlehurst, Richard Smith- Forest, Anthony Quyet-Forest, quienes siempre apoyaron las celebraciones de los Hispanos y su divulgación en el periódico en español.

Como editora, reportera y católica comprometida, todo el mundo conoció a Elsa. Hoy todavía, después de su jubilación, Elsa sigue los aconteceres de su comunidad y aún se le ve tomando fotos en la Parroquia Santa Teresa en Jackson, donde continúa activa como parroquiana. Actualmente disfruta su tiempo libre con su esposo, Brian, sus hijas, Carla y Verónica y sus nietos, Arianna y Roman.

Ministerio Hispano se expande

Por la hermana Patricia Brown y Elsa Baughman
JACKSON – La primera celebración de la Virgen de Guadalupe en Jackson, hace exactamente 40 años, no fue sólo un éxito sino también la semilla que, con el tiempo, diera inicio a la creación del ministerio hispano de la Diócesis de Jackson.
En esa ocasión, un domingo 16 de diciembre de 1979, a las 4:30 p.m. el Obispo Joseph Brunini, el Obispo Auxiliar William Houck, el Padre Mario Viscaíno y el Padre Paul Madden celebraron la primera Misa en español en la Catedral de San Pedro.
Cerca de 200 hispanos del área de Jackson asistieron a esa celebración que prosiguió con una fiesta y una charla del Padre Viscaíno, el cual estaba de visita en Jackson para promover el establecimiento de un consejo pastoral hispano en Jackson. En su presentación el padre Vizcaino mencionó su deseo e inquietud en que se realizara una Misa en español continuamente en Jackson. El Padre Viscaíno era el director de la Oficina de Asuntos Hispanos del Instituto Pastoral del Sureste (SEPI) con sede en Miami, Florida.
En enero de 1980 se organizó en Jackson un consejo pastoral que se reunía regularmente y se continuó con la celebración de la Misa dominical en la Catedral de San Pedro en las tardes, cambiando el horario de tiempo en tiempo a petición de la feligresía. Se ofrecían además clases de religión, de inglés, se celebraban fiestas sociales y religiosas y se distribuía un boletín informativo que se enviaba a 95 familias.
Para ese entonces la comunidad hispana del área de Jackson era pequeña. El censo de los Estados Unidos en 1980 indicó que la población de hispanos en Mississippi era menos del uno por ciento. Muchos de estos eran trabajadores migrantes del campo dispersos en la zona del Delta y en procesadoras de pollo en el centro del estado.
Había una preocupación real por identificar a los hispanos residenciados e identificar sus necesidades. Un reporte de la Diócesis de Jackson en 1988 indicó que en Jackson se estaba realizando una misa en español regularmente en el Delta para el aniversario de la Virgen de Guadalupe.
Aunque la Hermana Thea Bowman, difunta, no hablaba español, ayudó a la comunidad hispana para que continuara sus actividades y celebrara la Eucaristía en español en el área de Jackson.
Durante los años de 1980, el Padre Michael Flannery y el Padre Richard Smith asistieron a los trabajadores migrantes que trabajaban cerca de Clarksdale con servicios religiosos y sociales.
El censo de 1990 contó 9,752 hispanos en los 65 condados de la diócesis. La diócesis de Jackson le solicito a la hermana Patricia Broderick que hiciera un estudio de la comunidad hispana y pusiera un plan para atender sus necesidades. Las sugerencias de esa propuesta, escrita en noviembre de 1990, permanecen validas actualmente, solo los números han aumentado y las necesidades se han multiplicado.
En 1991, el padre José Daniel López, originario de Cuba, fue ordenado sacerdote en la diócesis de Jackson y comenzó a celebrar la Misa del domingo en la Catedral de San Pedro. Su presencia motivó a los hispanos a asistir con más frecuencia a la Misa dominical. El diacono Roberto Jiménez comenzó a asistir al padre López en la celebración de la Liturgia en Jackson y el padre Anthony Quyet en la iglesia St. Michael en Forest celebró la primera Misa en español el 7 de abril de 1991, para los trabajadores de las plantas procesadoras de pollo en el condado de Scott. Antes de esta celebración litúrgica en Forest, el Padre Madden celebraba misa en español en la residencia de la familia Echiburú en Morton. En 1993, la hermana Jeroma Day comenzó a visitar hogares hispanos en Rosedale y a los hispanos en la penitenciaria en Parchman.
En septiembre de 1994 la Diócesis de Jackson estableció la Oficina del Ministerio Hispano bajo la dirección de la Hermana Patricia Brown.
La Hermana Patricia Godri llegó a Carthage, en septiembre de 1994 a la iglesia St. Anne, coordinó la Misa en español y clases de inglés. En 1995 los misioneros de la Orden Glenmary enviaron al Padre Francisco Pellissier para servir como ministro sacramental en seis condados del noreste de Mississippi y el 17 de diciembre celebró la primera misa bilingüe en la Misión San Christopher en Pontotoc.
La hermana Nancy Schreck, el Padre Jerry Peterson, Padre Steve Pawelk, y el Padre Gerry Richardson fueron uno de los primeros que sirvieron en la comunidad hispana en New Albany. Las Hermanas Patricia Sullivan, Rosemary Empen y Kris Vorenkamp estuvieron a cargo de los servicios pastorales, litúrgicos y sociales en los condados Chickasaw y Calhoun.

En 1996 se inauguró el Centro Católico en Morton. La primera misa en español en Ripley, Condado Tippah, se celebró el 12 de diciembre de 1997 en honor a la Virgen de Guadalupe.
El Padre Jerry Mattingly, pastor asociado de la Iglesia San Francisco de Asís en Madison, estuvo celebrando Misa en español en la Misión San Martín en Hazlehurst desde 1997.
Además de los ya mencionados, los sacerdotes y religiosas que han participado activamente en el ministerio hispano en Jackson desde su comienzo en 1979 incluyen en orden cronológico: Padre Robert Olivier, Hermana Marcela García, Padres Aedan Manning, Joseph Dyer, John Rietti, Patrick Noonan, Monseñor Noel Foley, Hermana Leah Couvillion, Padre Domingo Rodríguez, Hermana Magdalena McNemar, padres Daniel Gallagher y Patrick Farrell.
En 1999, el hermano Ted Daush asumió el liderazgo de la oficina del Ministerio Hispano hasta junio de este año, dando veinte años a este ministerio.
El establecimiento del ministerio Hispano en la Diócesis de Jackson permitió el aumento de servicios religiosos, sociales y culturales a la comunidad hispana en los 65 condados de la diocesis.
(Este artículo fue publicado en Mensajero Católico el 17 de diciembre de 1999. Elsa Baughman, actualizó el mismo para esta edición. Lea el artículo en su totalidad en Mississippicatholic.com/español)

(Debajo. En un artículo titulado”?Yo parezco Mexicano? de Fabvienen Taylor, se presentó la diversidad de la comunidad Latina. En esta foto de archivo de 1997 se ven las primeras caras de hispanos, en el primer número de “El Mensajero Católico.” (Foto por Fabvienen Taylor)

Required Financial Practices in Diocese of Jackson

(Editors note: The following is an excerpt from the “Diocese of Jackson, Parish Finance Council, Decree and Guidelines” of the Required Financial Practices section, that details how financial donations are to be handled and accounted for in the Diocese of Jackson.)

Financial Reporting
a) Record financial transactions and prepare financial statements: Financial transactions are recorded and monthly financial statements are prepared using ParishSoft ConnectNow Accounting software.

b) Financial records: All financial records documenting transactions should be available to the parish as needed. Records should not be kept offsite at the residences of employees or volunteers where access to the financial records may be limited. Financial records are the property of the parish and must be kept on the parish premises.

c) Regular financial report preparation: Financial reporting is made regularly and timely to facilitate control and corrective action. The financial reports should be presented in detail capturing bank accounts held at local financial institutions and Diocese accounts (not just operating accounts) and debt obligations. Financial statements should contain all activity of the Parish.

d) Communication of financial results: Parish financial results are reported each month to the pastor and finance council. In addition, results should be shared with parishioners on at least an annual basis including sources and amounts of income, parish debt obligations, unpaid bills and parish savings.

Sunday and Holy Day Collections
a) Count teams: Collection bags should be maintained in the safe until the next business day when the count team is assembled and ready to begin counting. At least two (preferably three) unrelated people, not employees, should be present when collections are counted. No one should ever sort and organize money prior to the arrival of the count team.

b) Proper rotation of count team duties and members: Multiple count teams that are periodically rotated should count collections. If there is only a single count team, then count duties should be rotated.

c) Collections are handled properly: All checks are restrictively endorsed during counting procedures, and a cash collection report is compiled and signed by each of the count team members. It is helpful to establish written cash handling guidelines indicating names and duties of team members.

d) Adequate physical safeguards: All cash receipts should be deposited intact daily or locked in a safe and deposited the next day. Limit entry to the safe to two people requiring such access, each should have the safe combination and/or key. The safe combination and/or key should be adequately safeguarded. Use your bank’s drop bag process whenever possible to ensure safe/timely deposit of funds.

e) Segregating collection duties: Ideally, different individuals complete the receiving, processing, recording and bank reconciliation functions. This option is not always possible especially if there are only one or two individuals available to perform these duties. Separate and rotate these duties among the available people as much as possible. Perhaps the pastor, or a volunteer parishioner with the proper background, can perform or review one of these functions monthly.

f) Parishioner contribution statements: Someone who is independent of the counting, depositing and recording of collections prepares and distributes year-end parishioner statements whenever possible. Reported variances between the donation and collection are investigated and resolved.

g) Tracking parishioner contributions: Do not back date envelopes to the Sunday date printed on the envelope; use the date of the collection. For instance, families submitting multiple envelopes (for previous Sundays on one Sunday) should be entered with the Sunday date on which the multiple envelopes were received, not the date printed on the envelopes.

h) Reviewing parishioner donor contribution summary report: Periodically (quarterly) print the donor contribution summary report and compare it to the Sunday collection worksheets for accuracy. Make corrections as needed.

(If you suspect proper procedure is not being followed with regard to church donations, call Nancy Meyers (601) 960-8458, Cathy Pendelton (601) 969-2135 or Carolyn Callahan (601) 346-6038)

Celebration of great life of Greenville priest

GREENVILLE – Paul bearers carry Father Frank Corcoran at his funeral on Friday, Oct. 25 at St. Francis church. (Photo by Sandra Cirilli)

By Jordan Nettles
GREENVILLE – On Friday, Oct. 25, loved ones gathered at St. Joseph Church in Greenville, Miss. for the funeral Mass of Rev. Jeremiah Francis Corcoran, known lovingly as Father Frank. Father Frank passed away on Oct. 17 at Delta Regional Medical Center at the age of 88.
Born in Nenagh Co. Tipperary, Ireland to a devout Catholic family, Father Frank answered a call from God to bring the Gospel to Mississippi, where he served for 65 years as a priest. In answering that initial call, he offered a resounding “yes” to God, which he continued to offer throughout his many years of ceaseless prayer and service.
The sanctuary in Greenville was packed with fellow priests, former parishioners, and friends and family members of Father Frank. Among the congregation were two of Father Frank’s nieces from Ireland, Michael Shalloe and Eimear O’Farrell. The service began with loving words from both of them.
“Today is a celebration of a great life,” said Shalloe, setting a tone for a Mass that would remember and honor the life of Father Frank. She recalled her uncle’s great love for family saying, “Family, to Father Frank, was everything.” O’Farrell spoke in Gaelic for several minutes, with a nod to loved ones watching the live-stream from Ireland.
Bishop Joseph Kopacz presided over the Mass and led concelebrants to the altar to the processional hymn, “Joyful, Joyful, We Adore You.” Father Mark Shoffner, Parochial Vicar at St. Mary Basilica and Assumption of The Blessed Virgin Mary in Natchez, gave the Homily.
Father Shoffner, who grew up in Greenville, spoke with love and humor about Father Frank. “Today we gather for Father Frank, one who golfed, and ate, and prayed, and ate some more,” he began. Father Shoffner then spoke in detail about the example Father Frank set for the many people whose lives he touched, often in a deeply personal way through the holy sacraments.
“It is important for us to live a life ordered towards God,” Father Shoffner said. “That is the great end in all of us, is to be ordered towards Him whom created us, who willed us forward from Himself. And [Father Frank] was showing that, and we know in his story has lived that, as an example.”
Father Shoffner highlighted Father Frank’s devotion to prayer and his acceptance of God’s plan, which led him to bring the word of God to communities thousands of miles away from his own in Ireland. “We’re blessed by that example,” Father Shoffner said. “He gave us a picture of fidelity, and that is what the Lord asks of us. A life of fidelity.”
Father Frank began his priesthood in Pascagoula, Miss. in 1954. He served across the state, also taking assignments in Jackson, Vicksburg, Meridian, Greenville, Crystal Springs and Hazlehurst. He retired to Greenville, Miss. in 2004.
Father Frank planned his own funeral, down to the hymns that should be sung and the priest who should give the Homily. This included informing Father Shoffner that he wanted him to preach at the funeral, before Father Shoffner was even in seminary.
Of course in the midst of sadness, there was great joy at the Mass, as well. As Father Shoffner pointed out, “He’s able to behold God [in] a way he has never been able to see Him before.”

(Jordan Nettles is the Marketing Assistant and Digital Publishing Coordinator at University Press of Mississippi. She graduated from the The University of Southern Mississippi and attends St. Richard Church.)

November 7, 2018 One year later

JACKSON – Over the last year, federal authorities have conducted an investigation into events at our parishes in Starkville and Macon that involved Father Lenin Vargas.
One year ago those federal authorities executed search warrants at those parishes and at the offices of the Diocese of Jackson.
The Diocese remains steadfast in stating that neither Bishop Joseph Kopacz, nor any Diocesan Official, committed, condoned or covered up fraudulent activity. In late 2017, when the Diocese learned there might be problems with parish finances at St. Joseph Starkville, Bishop Kopacz ordered an audit be conducted and based on those audit findings, took actions to bring the parish back into compliance with Diocesan policy. No Diocese official had any knowledge that Father Vargas was asking individuals for money until the affidavit was unsealed in November 2018.
During the course of the investigation the Diocese has worked to bring forth the truth that will lead to a just resolution and reconciliation throughout our Catholic community. To wit:
• The Diocese has cooperated fully with federal investigators.

• The Diocese has reached out to those who donated to Father Vargas and returned parishioners’ contributions. If you gave directly to Father Vargas but have not spoken with the Diocese, please do so. We want to hear from you.

• Father Vargas was stripped of his priestly facilities and authorities in the Catholic Church in Mexico were notified of his standing.

• Diocese-wide protocols were implemented for “special collections.”

Yet there is still work to be done. The Diocese will continue to seek reconciliation and restorative justice for the communities impacted by this investigation. The Diocese will also continue to reach out to those who donated, but feel betrayed, to seek a just resolution with them and continue to support those communities to rebuild trust and confidence. Additionally, the Diocese will continue to be transparent in our dealings with all Diocesan leadership and ministries.
Finally, continue to pray for our St. Joseph and Corpus Christi parishes and all those in the Starkville and Macon communities who have been hurt by this investigation. We hope in Christ for new life and peace.