¡Nuestro encuentro diocesano sobre el V Encuentro está muy cerca, reserven la fecha!

Por Por Elsa Baughman
JACKSON – Ya casi todas las parroquias han terminado las cinco sesiones de escucha del V Encuentro y están preparándose para realizar sus Encuentros parroquiales. Ahora, la Oficina del Ministerio Hispano de la Diócesis de Jackson les urge que guarden las fechas para los dos Encuentros diocesanos que se están organizando, que es el próximo paso del proceso. En Tupelo, el Encuentro está fijado para el sábado 7 de octubre de 8:30 a.m. a 5 p.m. en la Parroquia St. James y el del área de Jackson se llevará a cabo en Madison el sábado 21 de Octubre de 8:30 a.m. a 4 p.m. en la Parroquia San Francis.
El precio de inscripción para jóvenes y adultos es $25 e incluye almuerzo y una camiseta. El costo para niños de seis a 12 años es $5 y no incluye camiseta. Para los niños de estas edades habrá actividades dirigidas siguiendo el tema del V Encuentro. No habrá cuidado para niños menores de seis años.
Los organizadores del evento invitan a todos los hispanos de la diócesis, aunque no hayan participaron en las sesiones de escucha.
Hasta el presente se han realizado dos Encuentros parroquiales, uno en Hazlehurst el domingo 16 de julio en la Iglesia San Martín, y el otro en Carthage el sábado 19 de agosto en la Parroquia Santa Ana. En las otras comunidades de la diócesis se continuarán realizando estos Encuentros hasta que todos hayan participado.
En su presentación en el Encuentro parroquial en Hazlehurst, Patricia López le dijo a los participantes que quizás cuando los invitaron a ser parte de este proceso algunos sintieron miedo y duda y pensaron no eran capaces o no estaban preparados para hacer lo que se les pedía. “Pero debemos recordar que cuando Dios nos elige para hacer algo para él, no nos deja solos, ya que Dios no llama a los que están preparados sino que prepara a cada uno de los que llama”, explicó. “Cuando Jesús escogió a sus apóstoles estos eran personas que no tenían ninguna preparación, lo único que sabían era pescar. Jesús sólo les preguntó si querían ser pescadores de hombres y lo siguieron”.
Miguel Cruz, vice-presidente del Movimiento Familiar Cristiano del área de Jackson, dijo que se sentía muy motivado porque con los temas de las sesiones del Encuentro han aprendido a ser líderes y a cómo salir al encuentro de sus hermanos que se han alejado de la iglesia. “Nos han motivado a no quedarnos de brazos cruzados, a salir a encontrarnos con los más necesitados en nuestras comunidades. Me siento contento de estar viviendo este proceso que es una experiencia de nueva evangelización a la que el Papa Francisco nos ha encomendado que participemos,” dijo.
Los temas que cubren las sesiones van a ayudar a Brenda Valdez de la Parroquia San Francis en Madison y San José en Gluckstadt, a continuar siendo una misionera de Cristo. Se siente muy feliz de tener la oportunidad de vivir este Encuentro. “Estoy aprendiendo muchas cosas nuevas, sobre todo los problemas por los que están pasando algunos de los hispanos en el estado y las necesidades que hay en las diferentes comunidades,” dijo.
Según los organizadores nacionales de este proceso, el V Encuentro está teniendo un impacto importante entre los hispanos en los Estados Unidos ya que están participando a nivel nacional más de 5,000 parroquias, unas 175 diócesis y más de un millón de personas en las periferias. Millones de líderes comprometidos han participado en su implementación.

Hispanic Ministry plans two V Encuentro gatherings for diocese

By Elsa Baughman
JACKSON – As parishes come to the end of their five listening sessions of the V Encuentro, the Office of Hispanic Ministry of the Diocese of Jackson is asking parishes to save the date for the two diocesan-wide Encuentros.
The word Encuentro loosely translates as ‘encounter’ and is meant to describe the start of a new relationship and exchange of ideas, a strengthening of faith. These diocesan gatherings are the next step in a national process. In Tupelo, the Encuentro is scheduled for Saturday, October 7, 8:30 a.m. to 5 p.m., at St. James Parish. The Jackson-area Encuentro will be held on Saturday, October 21, from 8:30 a.m. to 4 p.m. at Madison St. Francis Parish.
The registration fee for youth and adults is $25, which includes lunch and a t-shirt. The cost for children ages six to 12 is $5, but does not include a T-shirt. There will be activities planned for these children in keeping with the theme of the V Encuentro. There will be no childcare for children younger than the age of six.
These gatherings are part of a process which will take several years to complete. First, dioceses across the country have assembled Encuentro teams to lead group discussions. Then, those teams host listening sessions at individual parishes to discuss specific issues facing the Hispanic Catholic community in America. These parish groups lead to a parish Encuentro to invite the whole community to participate.
Parishes will bring the results of their discussions to the diocsean Encuentro meetings. Finally, the dioceses will present their thoughts and themes at a national Ecuentro set for 2018 in Texas. National organizers hope to get an accurate picture of the Hispanic Catholic Church in America and to use that information to evangelize and strengthen the church overall.
Two parish meetings have been held so far, one in Hazlehurst on Sunday, July 16, at St. Martin’s Catholic Church and the other was held Saturday, August 19, at Carthage St. Ann Parish. Other communities in the diocese will continue to hold these Encuentros until all have participated.
In her presentation at the parish Encuentro in Hazlehurst, Patricia Lopez told the participants she understands that they may have felt a little unprepared to be a part of the Encuentro process. “But we must remember that when God chooses us to do something for Him, he does not leave us alone, since God does not call those who are prepared, but prepares each one who is called,” she explained. “When Jesus chose his apostles, these were people who had no preparation, they only knew how to fish. Jesus only had to ask them if they wanted to be fishers of men, and they followed him.”
Miguel Cruz, vice president of the Jackson-area Christian Family Movement, said he was very motivated because the attendees of the sessions have learned how to be leaders. One of the parts of the training he valued the most was learning how to meet their brothers and sisters who have moved away from the church.
“They have motivated us to not sit idly by, to get out there and to meet the needy in our communities. I am happy to be living this process which is the experience of new evangelization that Pope Francis has entrusted to us,” he said.
The themes covered in the sessions will help Brenda Valdez of Madison St. Francis Parish in Madison, be a missionary of Christ. She is pleased to have the opportunity to live this encounter. “I’m learning a lot of new things, especially the problems that some of the Hispanics are going through in the state and the needs that exist in different communities,” she said.
According to the national organizers of this process, more than 5,000 parishes, 175 dioceses and more than one million people are participating in the country. Millions of committed leaders have participated in its implementation.
To register or find more information, visit the Hispanic Ministry page on the Diocese of Jackson website, http://jacksondiocese.org/about/offices/hispanic-ministry or call 601-949-6931.

El trabajo del Encuentro continúa en las parroquias

DSC00798_c

CLEVELAND – El equipo diocesano del V encuentro hizo el entrenamiento para el equipo parroquial en la parroquia de Nuestra Señora de las Victorias en Cleveland en la que se integró también el Plan Pastoral Diocesano. Entre los presentes estuvieron los padres Kent Bowlds (párroco), Scott Katzenberger y Ted Dorcey. C.Ss.R.

Hasta el momento, hay algunas parroquias que ya han iniciado el proceso en sus parroquias y otras a las que nos falta llegar. El 26 de marzo te invitamos a participar al entrenamiento para las parroquias de los decanatos 3 y 4 (que puedan participar): Indianola, Greenville, Greenwood, Batesville, Clarksdale, Cleveland y otras. Sera de 1:00 a 5:40 p.m. en la parroquia de Inmaculada Concepción 700 N. Sunflower Ext. Highway 448

DSC00806_c

CLEVELAND – Susana y Cecilia Becerril comparten la guía mientras se preparan para hacer la práctica de la primera sesión que es “Primerear”, o sea, dar el primer paso como dice el Papa Francisco.

Se presenta V Encuentro a los líderes parroquiales

Por Elsa Baughman

JACKSON – Aunque la palabra “primerear” ha estado en el vocabulario católico desde el 2013 cuando el papa Francisco la inventó e introdujo en su primera exhortación apostólica Evangelium gaudium (La alegría del Evangeliodsc_0013_c), yo no le había prestado mucha atención hasta hace unos pocos meses cuando comencé a participar en el proceso del V Encuentro. Y he visto que muchas personas tampoco están familiarizados con su significado.
En su exhortación apostólica el papa nos dice que primerear significa tomar la iniciativa sin miedo y nos invita a ser los primeros en saludar, en perdonar, en sonreír, en mostrar misericordia a nuestros semejantes. Ahora con el proceso de este V Encuentro a realizarse en los Estados Unidos, los católicos están llamados a participar en esta tarea dsc_0028_cevangelizadora y de apostolado.
En este momento, en la Diócesis de Jackson, al igual que en todas las diócesis del país, el equipo diocesano está realizando los entrenamientos para formar y capacitar a los líderes parroquiales sobre el proceso, la guía y las sedsc_0022_c siones de reflexión del V Encuentro . Estos entrenamientos ya han sido realizados en Canton, Camden, Hazlehurst, Jackson, Forest y Tupelo (para las parroquias del Decanato 5: Corinth, Houston, Booneville, Pontotoc, New Albany, Tupelo). Los equipos parroquiales asistirán a sus parroquias en promover, coordinar y facilitar la implementación de este proceso bajo la dirección del equipo diocesano.
La Hermana María Elena Méndez, quien es parte del equipo diocesano, indicó que después del entrenamiento de los líderes y la formación de los pequeños grupos, el objetivo de este proceso es que participe el mayor número de personas, grupos parroquiales y personas alejadas de la iglesia, en las cinco sesiones de reflexión y en las actividades de misión y consulta. “Las cinco sesiones se llevarán a cabo de acuerdo a la realidad de cada grupo, dijo. “Estas pueden ser semanales, una vez al mes, o cuando el grupo lo decida, pero deben habers
e realizado para finales de julio”. El contenido de estas cinco sesiones está inspirado en el llamado del papa Francisco a que seamos discípulos misioneros, a ser una iglesia en salida, siempre dispuesta a primerear, sobre todo a los alejados. En otras palabras, que pasemos de las bancas a los zapatos, lo que implica salir al encuentro del otro, invitar a los excluidos, brindar misericordia y experimentar la alegría de ser bendición para los demás.
El siguiente paso del proceso es un encuentro parroquial en cada comunidad en el cual participarán todos los que asistieron a las cinco sesiones y otros de la periferia. Cada parroquia fijará la fecha de este encuentro.

En relación al encuentro diocesanodsc00521_c del V Encuentro dijo que ya se fijaron las fechas y que se realizará en dos áreas de la diócesis. A este encuentro están invitados todos los que participaron en las sesiones y el encuentro en sus parroquias. “La sede del primero será Tupelo St. James, el sábado 7 de octubre y en Madison el 21 de octubre en la Parroquia San Francisco”, dijo, y añadió que los participantes pueden seleccionar a cuál de los dos lugares prefieren asistir.
Monseñor Elvin Sunds, párroco de la Parroquia Santa Teresa en Jackson, dijo que considera que el V Encuentro va a ser un proceso de mucho beneficio en su parroquia. “Realmente sigue las prioridades de la visión del plan pastoral que la Diócesis de Jackson está implementando en estos momentos, el abrazar la diversidad en cada comunidad, acoger y servir a los demás y a los marginados y ayudar a la gente a ser discípulos, compartiendo su fe. Estas tres prioridades son parte del V Encuentro’, explicó después de haber participado en el entrenamiento del equipo de su parroquia el sábado 18 de febrero.
Para Miguel Angel Cruz, monaguillo de la Catedral de San Pedro, el participar en este proceso lo ayudará a estar más activo en su parroquia y en su fe. “Es una oportunidad que me está ofreciendo la diócesis para salir, yo primero, al encuentro de mis hermanos que están alejados de la iglesia y llevarles la palabra. No esperar a que ellos se acerquen a mí”. Cruz cree que muchos hispanos se están cambiando a otras religiones porque les están tocando la puerta de su casas e invitándolos. “Nosotros como católicos hemos estado sentados, pasivos y no hemos salido al encuentro, a llevarles el evangelio.
En Evangelium gaudium, el papa Francisco dice, “Atrevámonos un poco más a primerear, es decir, a ser los primeros en comprometernos en la dulce y confortadora alegría de evangelizar, de ser discípulos misioneros que primerean, que se involucran, que acompañan, que fructifican y festejan la alegría de dar a conocer a Cristo en todos los ambientes.”

Comenzó el entrenamiento para equipos parroquiales del V Encuentro

CAMDEN – Unos 35 jóvenes y adultos de Canton y Carthage asistieron al entrenamiento sobre el proceso, la guía y las sesiones de reflexión del V (Quinto) Encuentro Nacional que se realizó en la Parroquia Sagrado Corazón el sábado 17 de diciembre. El Hermano Ted Dausch, la Hermana María Elena Méndez, el Padre Odel Medina y Elsa Baughman, como miembros del equipo diocesano de este evento, impartieron el entrenamiento.
El grupo está comprometido a llevar el proceso en sus parroquias. El entrenamiento continuará el 29 de enero para facilitadores y testigos. El proceso de formación para los equipos parroquiales continuará en las diferentes parroquias de la Diócesis de Jackson.

Elsa Baughman, (centro) del equipo diocesano de entrenamiento del V Encuentro Nacional, presenta información sobre la guía y los temas de las cinco seones de reflexión del encuentro que comenzarán a realizarse en enero del 2017. (Foto de la Hermana María Elena Méndez)

Elsa Baughman, (centro) del equipo diocesano de entrenamiento del V Encuentro Nacional, presenta información sobre la guía y los temas de las cinco seones de reflexión del encuentro que comenzarán a realizarse en enero del 2017. (Foto de la Hermana María Elena Méndez)

‘Entremos en este proceso con un espíritu abierto, creativo’

Por Hermana María Elena Méndez
¿Dónde estamos? ¿Cuál es el proceso y nuestro trabajo ahora en las parroquias?
Primero, entre ahora y enero la persona encargada de su parroquia, el sacerdote o ministro eclesial laico, nombrará a un equipo lo más representativo posible. Una vez que el equipo esté formado, personal del equipo diocesano para ese fin, entrenarán a este equipo para que sea el encargado de llevar el proceso del V Encuentro en su parroquia. El entrenamiento se hará de la forma más conveniente, ya sea por parroquia, parroquias vecinas o por decanato, según se vea conveniente.
El proceso en las parroquias se llevará a cabo de febrero a junio de 2017 en pequeños grupos usando cinco sesiones basadas en el capítulo 24 de la Exortación del Papa Francisco “Alegría del Evangelio” éstas son: Llamados a un encuentro de amor con Jesús, Con obras y gestos: ¡Atrévete!, Caminando juntos con Jesús, Dando frutos de nueva vida y Festejando la alegría de ser discípulos misioneros. La metodología que usaremos es ver, juzgar, actuar, celebrar y evaluar. Este proceso será también un espacio de evangelización, formación y de espíritu misionero. v-encuentologo-vertical
Al teminar las cinco sesiones como parroquia, organizarán un Encuentro parroquial como celebración de la participación en el proceso, tomando en cuenta como material, el resultado que surgió de cada uno de los temas y de los grupos parroquiales.
El equipo parroquial para el V Encuentro será el encargado de recoger el material de los pequeños grupos de reflexión a medida que vayan realizando y haciendo el vaciado. Es importante saber que los pequeños grupos de reflexión pueden ser en familias, en grupos parroquiales, en la catequesis, con los jóvenes, con los adultos, en los trabajos, bilingues, en inglés, español, etc.
Lo único que sí tenemos que garantizar es que tengamos los facilitadores y testigos suficientes para (quien toma notas) cada grupo y unir los resultados junto con los de los otros grupos que vayan surgiendo en las parroquias. Los grupos deben ser pequeños, de cinco a ocho personas para que puedan terminar la reunión en un lapso máximo de dos horas. El equipo nacional mandará los cuadernos para hacer las anotaciones.
Cada parroquia llevará su propio proceso y usando su creatividad a la hora de implementarlo. Estas pueden ser algunas ideas o sugerencias en acuerdo con sus párrocos o ministros eclesiales. Las reflexiones pueden ser durante la cuaresma o la Pascua semanalmente, otros quizá durante un día varios grupos en el mismo lugar, en fin, como cada parroquia se acomode.
Cuando cada parroquia haya llevado el proceso de las cinco sesiones de reflexión y haya celebrado el Encuentro parroquial, el material de consulta en las parroquias nos servirá como material base para la realización de nuestro encuentro hispano diocesano. Este Encuentro tendrá un tinte de trabajo para sacar juntos las conclusiones que deberán ser llevadas por delegados diocesanos a la reunión regional y después al Encuentro nacional en el 2018.
Este proceso es muy importante para nosotros como comunidad, como parroquia y como diócesis porque creará mucho más liderazgo en nuestras comunidades y llegaremos a mucha gente alejada en un espíritu misionero.
Durante el proceso, el equipo diocesano para el V Encuentro y el equipo del ministerio hispano estará apoyando, acompañando y dando respuesta a sus dudas y preguntas. Entremos como parroquia y como diócesis en este proceso con un espíritu abierto, creativo y dejando que Dios nos vaya guiando.

Hispanic ministry seeks local participation in national Encuentro

By Sister María Elena Méndez, MGSPS
The Office of Hispanic Ministry is inviting everyone to participate in the Fifth National Hispanic Encuentro, set for Sept. 20-23, 2018, at the Gaylord Convention Center in Grapevine, Texas.
Work toward this national Encuentro is already underway. Much of it was started at the recent diocesan Encuentro in Greenwood. A team of pastoral leaders also met in early June at Winona Sacred Heart to begin training.062416encuentro02
The “V Encuentro,” as it is called, is a process rather than an event; it is more than a meeting of pastoral leadership and more than a series of documents on how to minister to the Hispanic community. Its main objective is to discern the pastoral response of the church toward the Hispanic/Latino presence in the U.S. and enhance the response of the Hispanics/Latinos as a church.
We need this Encuentro because we are growing in the country and there is a need for thousands of new leaders; because there is not capacity to meet this growth in leadership and ministerial response in parishes, dioceses, schools and Catholic institutions.
The V Encuentro will have an enormous impact among Hispanics in the United States, in our dioceses and in our parishes since in it will be involved more than 5,000 parishes, 175 dioceses, more than a million people in the suburbs, millions of committed leaders and more than 100 Catholic organizations.
It is imperative to engage the largest group of the Hispanic/Latino presence – youth of second and third generation in this process. New immigrants and their families offer missionary potential and the church needs to keep new Catholic immigrants and help them progress in all dimensions of their  lives.
The Encuentro process is motivated by the reading of the signs of the times and convened by the bishops, who are calling on the Hispanic/Latino people to raise their prophetic voice.

WINONA – Maribel and Juan Melo, members of the Cathedral of St. Peter the Apostle, are part of the diocesan organizing team of the V Encuentro, representing the Christian Family Movement. The first meeting for this process was held at Sacred Heart Mission on Saturday, June 4. (Photo by Elsa Baughman)

WINONA – Maribel and Juan Melo, members of the Cathedral of St. Peter the Apostle, are part of the diocesan organizing team of the V Encuentro, representing the Christian Family Movement. The first meeting for this process was held at Sacred Heart Mission on Saturday, June 4. (Photo by Elsa Baughman)

This encounter will take place within a process at various levels: parish, diocesan, regional and national. With the support of the Office of Hispanic Ministry, I am creating a diocesan team to facilitate this encounter. The team will be trained by the Southeast Pastoral Institute (SEPI) in the coming months. Members will be responsible for raising awareness about the process in local communities, as well as implementing the plan that will come out of the process.
They will also be responsible for providing training to parish teams in the implementation of the resulting plans. This process of evangelization and consultation has its foundation in five sessions inspired by Pope Francis’ Apostolic Exhortation, “The Joy of the Gospel.”
The guide for the parishes, lay movements and Catholic organizations who will participate in this transformative missionary process will be available in the fall.
All of us will be working under the direction of ENAVE, (a representative group of National Catholic Organizations) and with the support and direction of SEPI.
This encounter will work from the base, this means that everyone in the diocese is important. This process will begin at the parish level, then at the diocesan level, at the regional level and finally to the national level. We are making efforts to involve ecclesial movements and organizations. The greater the contribution of Hispanics and other nationalities, the richer the process will be.
According to the national team, the V Encuentro hopes to reach millions of people who will become missionary disciples – witnesses of the love of God, especially to the young people and families who are living in the margins of society.
We can only accomplish this mission through the participation of a great number of people. Look for announcements about activities in your parish, volunteer through the Office of Hispanic Ministry and pray for those involved in this process. This missionary action is part of our baptismal call to mission and holiness, because we are called to build community and to be responsible for the gifts that God has given us.
With the support of our Bishop, Joseph Kopacz, the Office of Hispanic Ministry, the parish leaders – priests, ministers and ecclesial leaders – lets undertake together and with enthusiasm this path and let ourselves be transformed as the pilgrims on the road to Emmaus, saying that our hearts are burning with joy “by what happened on the way.”
(Sister María Elena Méndez, MGSPS is a pastoral associate in the Office of Hispanic Ministries. She can be reached at maria.mendez@jacksondiocese.org)